Te invitamos a compartir nuestra visita turística-educativa a Chacra Los Cardales.

Durante mi cursada de la Diplomatura en Turismo y Ambiente que finalicé recientemente nos hicimos muchas preguntas que me llevaron a reflexionar sobre lo que consideramos turismo, nuestro entorno y los lugares que elegimos para disfrutar con fines turísticos. Me di cuenta de las salidas alternativas que podíamos experimentar a nuestro alrededor, los destinos latentes que nos invitan a conocerlos y del propósito por el cual los visitamos. 

Por supuesto la pandemia y mapaternar con una niña de dos años y medio hicieron lo suyo y nos llevaron a buscar alternativas al aire libre, con un fin educativo y con actividades flexibles y adaptables para su edad. 

Así llegamos a Chacra Los Cardales, ubicado en el paraje de Pavón, Partido de Exaltación de la Cruz, Provincia de Buenos Aires.

¡Nosotros, viviendo a tan solo 8 km de casa y no lo conocíamos!

Un lugar con un precio muy accesible e ideal para ir en familia donde la visita no solo es contemplativa, sino también educativa. Y ese es el plus que estábamos buscando.

Esta chacra, hace 25 años, como buena parte de la zona, era un criadero de gallinas ponedoras que además convivían con otros animales; pero el cambio demográfico y productivo en sus alrededores hizo que el lugar tuviera que tomar un giro.

Lejos de abandonarlo, decidieron emprender un proyecto agro-turístico: una granja educativa.

La granja tiene caballos, vacas, ovejas, gansos, conejos, gallos y gallinas, que previa a una explicación sobre cada uno de ellos, hicimos una visita guiada de una hora y los alimentamos, los pudimos acariciar y tener ese contacto que tanto para niños y adultos nos hace sentir parte. Si bien, durante la permanencia de los visitantes los animales están en sus corrales, cuando las puertas de la granja se cierran, sus corrales se abren. 

Además del contacto con los animales, hay una hermosa huerta orgánica que, según la época del año, podés realizar la cosecha y participar de alguna actividad para poner manos a la obra. Ekaterina pudo preparar su propio plantín de cilantro que esperamos sea la primera en nuestro balcón periplonero; también hicimos una actividad de arte ambiental con elementos naturales y hay actividades de trivia para repasar lo aprendido durante la visita guiada. 

La chacra cuenta con mesas y sillas y mucho verde para que puedas hacer tu propio picnic lo cual permite que los visitantes tengan su espacio de esparcimiento para disfrutar como quieran. En nuestro caso, no faltó el mate con pastafrola recién salida del horno, pero si no amasaste nada, también se ofrece en el lugar ricas delicias y agua a disponibilidad para el mate. 

Otro servicio que ofrece Chacra Los Cardales son diferentes productos de productores locales y de elaboración propia como miel, huevos, aceite de oliva y otras delicias a un precio accesible. 

Dato no menor, al menos para nosotros los viajeros, es que la anfitriona del lugar sea también una curiosa del mundo y que supo convertir este espacio en un abanico de alternativas para la educación, recreación, voluntariados y alimentación saludable. 

A la noche Eka me dijo: “Gracias mami, por llevarme a la Granja de Zenón”. Y ahí concluí que el objetivo estaba logrado: lo había disfrutado. 

Eka, sorprendida y feliz!

Datos útiles 

  • Chacra Los Cardales está ubicada en Pavón, partido de Exaltación de la Cruz, Provincia de Buenos Aires, muy cerca del cruce de las rutas 6 y 8 y a tan solo 70 km de la Ciudad de Buenos Aires. 
  • Solo tenés que reservar por Whatsapp con anticipación y disfrutar. La entrada cuesta 600 pesos argentinos (valor agosto 2021). Los menores de 3 años no abonan (Precio Julio 2021). Está abierto sábados, domingos y feriados, ¡pero consulten por si surgen nuevos días y horarios! 
  • Te recomendamos visitar su cuenta de instagram @chacraloscardales para mayor información. 
Author

Comments are closed.

Pin It